A la hora de crear un sitio web es muy importante conocer la legislación sobre propiedad intelectual y los distintos tipos de licencias disponibles tanto para proteger los contenidos o código que generemos como para utilizar adecuadamente contenido creado por terceros.

Derechos de autor

El derecho de autor es un conjunto de normas jurídicas y principios que afirman los derechos morales y patrimoniales que la ley concede a los autores (los derechos de autor), por el simple hecho de la creación de una obra literaria, artística, musical, científica o didáctica, esté publicada o inédita. –Fuente: Wikipedia

Figura 1: Símbolo del Copyright

Figura 1: Símbolo del Copyright

Es importante tener claro que los derechos de autor abarcan la expresión de contenidos, no las ideas. Los derechos de autor están presentes con la simple creación de la obra: por tanto, si no se indica lo contrario, se debe asumir que la obra está protegida por derechos de autor.

En el campo del desarrollo de software, los sitios web, código y diseños están protegidos por los derechos de autor.

El titular de los derechos de autor goza de los siguientes derechos exclusivos:

  • Reproducción de la obra
  • Trabajos derivados
  • Distribución
  • Exposición

Para más información se puede consultar el artículo de la Wikipedia sobre derechos de autor.

Copyleft

El Copyleft es una práctica que consiste en ejercer el derecho de autor de manera que se permitan determinadas acciones con el fin de propiciar el libre uso y distribución de una obra. Un ejemplo de ello sería permitir la libre reproducción de una imagen con fines no comerciales.

Figura 2: Símbolo del Copyleft

Figura 2: Símbolo del Copyleft

La primera licencia de este tipo fue la GNU General Public License, creada por Richard Stallman.

Dentro de este tipo de licencias podemos distinguir dos grandes grupos:

  • Las licencias copyleft relacionadas con software o código.
  • Las licencias copyleft relacionadas con obras que no son software.

Licencias para software

Las licencias más utilizadas en el mundo de software son:

  • MIT License - Es la licencia más sencilla y permisiva de todas. Simplemente exige que se muestre la licencia y el reconocimiento de la autoría.
  • GNU GPL - Existen varias versiones de esta licencia, actualmente la versión 3. Exige que las modificaciones sobre el código se redistribuyan con la misma licencia.
  • Apache License - Licencia que permite que los trabajos derivados se distribuyan bajo una licencia distinta.
  • Mozilla Public License - Licencia permisiva que permite que los trabajos derivados se distribuyan bajo una licencia distinta.

En este enlace se puede ver una comparación más detallada sobre los distintos tipos de licencias software.

Licencias para proyectos no software

Este tipo de licencias se suelen utilizar para proyectos tales como contenidos (blogs, sitios web,…), imágenes, vídeos,… Las más utilizadas son las licencias Creative Commons. Estas licencias permiten la libre distribución de la obra con algunas condiciones:

  • Se puede elegir si se permiten compartir adaptaciones de la obra. Dentro de este permiso, se puede especificar si se exige que las modificaciones sean compartidas con la misma licencia.
  • Se puede elegir si se permiten usos comerciales de la obra.

En este enlace se puede crear una licencia de Creative Commons con un asistente.

Consejos para utilizar recursos de terceros

A la hora de incorporar contenidos de terceros a nuestros sitios web hay que tener muy en cuenta bajo qué licencia han sido publicados.

Algunos buscadores como Google permiten buscar imágenes especificando el tipo de licencia:

Figura 3: Búsqueda de imágenes por tipo de licencia

Figura 3: Búsqueda de imágenes por tipo de licencia

En el caso de querer utilizar un determinado recurso y no tener claro bajo qué licencia está sujeto, se debe asumir que está protegido por derechos de autor y que por lo tanto no se puede utilizar. En estos casos es recomendable ponerse en contacto con el autor o el sitio de publicación para pedir permiso explícito. De esta manera se evitarán posibles denuncias.

Referencias